Debilidad

Al fin descubriste mi gran debilidad.
Esa misma que me hacía tamblar,

que me ponía nerviosa.
Que me hacía tartamudear.
Esa debilidad, que, era un secreto.
Esa que descubriste.
Y te pido perdon,
no te lo esperabas.
Suelo ser muy estúpida, pero con esto no me equivoco,
por más que el objeto de mi debilidad, según vos sea demasiado idiota.
Pienso.
Agradezco.
Pido disculpas.
Mi gran debilidad sos VOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario